Ir a contenido
kia-senales-caja-cambios-esta-fallando

Las señales importantes de que tu caja de cambios está fallando

2019-12-31

Al comprar un auto nuevo, debes saber que mantenerlo en buen estado es muy similar a cómo cuidas tu cuerpo. Si estás enfermo, visitas a un médico. Cuando notas que tu auto está fallando, lo llevas a un servicio de mecánica.


Igual que tus síntomas indican por qué estás mal, tu carro te mostrará signos que permitirán diagnosticar exactamente donde hay un problema. Afortunadamente, en KIA, hemos elaborado una guía sobre cómo saber si la caja de cambios está fallando.



Luces de advertencia del tablero de instrumentos


Las luces del motor se encienden en el tablero por una razón; esto podría indicar una posible falla de la caja de cambios. Presta mucha atención a la luz de advertencia de la temperatura de la transmisión. Esta indica si el líquido en tu transmisión está funcionando a una temperatura más alta de lo normal.


Además, verifica tus niveles de refrigerante y para asegurarte de que los sistemas estén correctamente llenos. Si bien esta luz puede no ser una falla de transmisión o no estar relacionada con la caja de cambios, es importante que un mecánico profesional revise cualquier problema potencial.


Nunca ignores una luz del tablero de instrumentos por un período de tiempo prolongado.



Fugas


Este es posiblemente el síntoma más fácil de detectar en nuestra lista. Todo lo que tienes que hacer es verificar si hay fugas debajo de tu carro, colocando algunos pedazos viejos de papel o cartón en el piso.


Si notas manchas de color rojo con un olor ligeramente dulce, se trata del líquido de la transmisión. A diferencia del aceite de motor, los niveles de este fluido deben permanecer constantes, por lo que cualquier mancha es un indicativo de una fuga.


Para realizar las comprobaciones de fluidos, enciende tu auto y mantenlo en neutral por un corto tiempo antes de sacar la varilla medidora. Toma un poco de líquido del aceite o transmisión y frótalo entre tu dedo pulgar e índice o usa una toalla de papel blanco para ver el color. Si el color es muy oscuro, es hora que estos líquidos sean reemplazados.


Para determinar los niveles, limpia la varilla medidora e insértala nuevamente. Ahora sácala y busca alguna línea marcada. Si el nivel está por debajo de dicha línea, solo debes agregar más líquido. Consulta el manual del propietario para saber la cantidad de líquido correcto que debe tener tu carro. Ten cuidado de agregar más líquido de lo debido.

Si no estás seguro de cuánto vas agregando, añade el líquido de a pocos y vuelve a verificar los niveles. En caso notes que los niveles se bajan demasiado rápido, es probable que tenga una fuga:
 

  • Señal de un filtro obstruido o una tapa mal ajustada
  • Sellos o juntas gastados
  • Ejes desgastados en un vehículo con tracción delantera
  • Problemas con los soportes del motor y la transmisión
  • Campana dañada
  • Una bandeja de transmisión suelta o mal colocada
  • Eje motriz fuera de balance



Olores


Los olores leves o a quemado que dejan una fragancia agridulce en tu vehículo pueden indicar que es hora de que cambies el líquido de transmisión. Si el fluido no mantiene el sistema correctamente lubricado, es hora de reemplazarlo para evitar que tu carro se dañe.


Cuando revisas el líquido de la transmisión y hueles a quemado, puede ser una señal de que tu caja de cambios necesita un chequeo urgente. Lleva tu auto a un profesional para que lo revise rápidamente y así evitar daños y costos altos.


Te interesará:
¿Transmisión mecánica o automática? ¿Cuál es mejor?



Ruidos


¿Has estado sentado en silencio tras el volante cuando de repente empiezas a escuchar ruidos extraños o golpes al cambiar de marcha? Si escuchas sonidos raros al mover la palanca de cambios a neutral, entonces solo se trata de engranajes o piezas sueltas en el embrague. Mientras más fuertes sean los ruidos, más flojas estarán las partes y mayores serán las probabilidades de daño.


Ten mucho cuidado con los silbidos y chasquidos, ya que pueden ser una indicación de que los cojinetes de la caja de cambios se están desgastando y que necesitan un reemplazo. Los sonidos bruscos al cambiar de marcha pueden significar que el embrague está totalmente gastado o que los sincronizadores están dañados.


En una transmisión automática, si hay un problema con el convertidor de torque, la conducción ya no será tan suave como antes o escucharás zumbidos.



Comportamiento anormal de tu vehículo


¿Tienes tu propia manera de conducir y sabes cómo hacerlo con tu auto? En caso hayas manejado feliz tu carro durante años y de pronto sientes la caja de cambios un poco diferente, algo podría estar mal. Por ejemplo, si tu palanca comienza a cambiar de marcha sin razón alguna o pasas a neutral de repente, hay un problema con tu sistema de transmisión.


Una transmisión fue diseñada para que puedas cambiar de marcha rápidamente. Por ejemplo, si tu auto no responde cuando intentas cambiar de marcha, especialmente de P a D (en una caja automática), lo más probable es haya un problema con tu transmisión.


Entonces, cuando hay una respuesta retrasada o no ocurre de inmediato lo que quieres, lo adivinaste: Es hora de un chequeo. Lleva de inmediato tu carro a un mecánico para una revisión rápida.


No ignores estas señales porque significan que tu auto está teniendo serios problemas con la transmisión. Si deseas evitar facturas de reparación altas, no puedes dejar de lado el mantenimiento preventivo regular. Recuerda que la caja de cambios es una parte muy importante de tu carro y no querrás que deje de funcionar antes de cumplir con su vida útil.


En
KIA, ofrecemos sedanes, hatchbacks, camionetas SUV, Crossovers y MPV que cumplirán con todas tus necesidades de manejo. Para conocer más de los modelos que brindamos o recibir cotizaciones, comunícate con nosotros.