Ir a contenido

noticias

  1. Home>
  2. Noticias>
  3. ¿Cómo conducir bien por rotondas?
Consejos para conducir bien por una rotonda

¿Cómo conducir bien por rotondas?

2022-01-18

Las rotondas están diseñadas para ayudar a que el flujo de tráfico siga moviéndose, sin tener que detenerse. Pueden ser difíciles e infundir miedo a muchos aprendices y conductores inexpertos. Si estás pensando en comprar un carro o vas a dar tu examen de manejo, en el siguiente artículo te mostramos algunos consejos para conducir por una rotonda.

 

 

¿Por qué hay rotondas?

 

Cuando dos o más avenidas concurridas se cruzan, algo tiene que ceder. Las rotondas están diseñadas para mantener el tráfico en movimiento, aliviar la congestión y acelerar los tiempos de viaje.

 

Asimismo, son más seguras que los cruces tradicionales, donde los conductores pueden sentirse tentados a pasarse la luz roja. En las rotondas, el tráfico siempre viaja en la misma dirección, haciendo maniobras como giros a la derecha mucho más fáciles.

 

 

consejos para conducir por una rotonda

 

Si las rotondas te ponen nervioso, recuerda que tu instructor de conducción está allí para guiarte y ayudarte a enfrentar las rotondas en tu examen de manejo. La velocidad y el control son la clave. También vale la pena señalar que en tu examen es más probable que te encuentres con una rotonda al final, por lo que dominar las habilidades necesarias significa que no tendrás que preocuparte por la duración de la prueba.

 

Si tomas una dirección equivocada en la prueba, el examinador te ayudará a volver a la pista, y mientras estuvieras a salvo, no hay culpa cometida. ¡Ir por el camino equivocado pero hacerlo bien no te fallará!

 

 

1. Cuando te acercas a la rotonda

 

A medida que te acerques a una rotonda, cuanto más tiempo tengas que planificar, más fácil será sentirte en control. Mantén los ojos abiertos por todo lo que está sucediendo a tu alrededor y busca pistas como señales de rotondas para determinar cuándo te estás acercando a una. Todas son diferentes, así que tienes que conducir de manera adecuada.

 

Comprueba las señales de tráfico y las marcas de carril para saber que estás en el correcto. ¡Tu GPS, incluso, puede decirte en qué carril estar! Asegúrate de seguir usando la rutina de la maniobra del espejo retrovisor y ajustar tu posición y velocidad como corresponde.

 

Si no puedes ver lo que viene a la derecha, trata la rotonda como un cruce cerrado y prepárate para detenerte. Sigue revisando tus espejos por si vienen otros carros, motocicletas, bicicletas y peatones.

 

Te puede interesar: Ergonomía para conductores: ¿cómo puedes mejorar tu postura al conducir?

 

 

2. Gira a la izquierda: primera salida

 

Mantente en el carril izquierdo y utiliza tus señales para que otros usuarios de la carretera conozcan tus intenciones. Al salir de la rotonda, cede el paso a la derecha. Luego, cuando gires, usa el espejo retrovisor y el espejo de la puerta del pasajero para verificar que no haya nadie a tu izquierda.

 

No te olvides de mirar el camino por el que vas a girar antes de ir, ¡eso también debe estar claro! Si lo tienes claro, ¡estás listo para girar!

 

 

3. Sigue de frente: segunda salida

 

Saber en qué carril ir en línea recta puede ser difícil, así que asegúrate de revisar cuidadosamente las señales y marcas de tráfico. Si la avenida no está marcada, por lo general es mejor mantenerse en el carril izquierdo.

 

Mantente en este carril hasta que necesites salir de la rotonda. Luego, revisa tu espejo retrovisor y el espejo de la puerta del pasajero: haz la señal a la izquierda una vez que hayas pasado la salida anterior, y si está despejado, estás listo para continuar.

 

 

4. Gira a la derecha: tercera salida

 

Mantente en el carril derecho al acercarte a la rotonda y permanece allí hasta que necesites salir. Mantente en este carril hasta que necesites salir de la rotonda y haz una señal a la izquierda una vez que hayas pasado la salida anterior.

 

Una vez más, revisa tu espejo retrovisor y el espejo de la puerta del pasajero antes de salir de la rotonda. Si no es seguro dejar la rotonda aquí, puede que tengas que rodearla de nuevo.

 

 

¿Cómo lidiar con las minirotondas?

 

No tienes que hacer nada diferente en una minirotonda de lo que normalmente harías. La única diferencia es que no necesitarás una señal de salida (como son pequeñas, no hay tiempo para la segunda señal).

 

Así que si giras a la izquierda, haz una señal a la izquierda. Si giras a la derecha, haz una señal a la derecha. Si vas de frente, no necesitas hacer ninguna señal. Tu posición del carril debe indicarle a otros usuarios de la carretera tus intenciones. Simple, ¿verdad?

 

Hasta este punto, te hemos mostrado algunas recomendaciones para conducir por una rotonda. Sigue todos estos consejos para tener un viaje tranquilo, sin inconvenientes. ¡Esperamos que esta información te haya resultado interesante!

 

En KIA PERÚ, ofrecemos SUVs, sedanes, hatchbacks, SUVs compactas y MPV que cumplirán con todas tus necesidades de manejo. Para conocer más de los modelos que brindamos o recibir cotizaciones, comunícate con nosotros.