Go to content
  1. Home>
  2. Discover kia>
  3. ASK>
  4. ¿Qué es el sistema de control de tracción?

¿Qué es el sistema de control de tracción?

"El sistema de control de tracción comprueba si alguna rueda está perdiendo tracción en carreteras resbaladizas y permite a los conductores mantener el control de sus coches corrigiendo la pérdida de tracción".

 

Incluso si un automóvil tiene una potencia enorme y una apariencia espléndida, es solo una máquina grande que está fuera de control tan pronto como los neumáticos patinan sin tracción. Por lo tanto, la función del sistema de control de tracción, que evita el deslizamiento de las ruedas para garantizar que el neumático pueda mantener su agarre incluso en superficies de baja fricción, es esencial.


El control de tracción es una característica de seguridad controlada por la computadora dentro de su vehículo que verifica si alguna de las ruedas gira inusualmente más rápido que las otras. Una vez que se detecta una rueda que gira anormalmente, el sistema activa automáticamente el ABS (sistema de frenos antibloqueo) o reduce la potencia del motor en esa rueda.


En algunas condiciones climáticas como nieve, lluvia y aguanieve o en superficies resbaladizas, no es raro encontrar que su automóvil se deslice al doblar la esquina o que sus neumáticos giren con el acelerador aplicado cuando su automóvil se ha detenido por completo. Estos son indicios de que su automóvil ha perdido tracción. El control de tracción sirve para devolver la tracción al automóvil en tales condiciones climáticas y de la carretera y evita que el automóvil se deslice.

El sistema de control de tracción mide el número de vueltas de las cuatro ruedas mediante el uso de sensores mientras se presiona el pedal del acelerador para acelerar. Si se detecta una gran diferencia en la velocidad de rotación entre las ruedas, el sistema corta automáticamente la potencia del motor en la rueda que patina. Si una o más ruedas giran más rápido que las otras debido a la pérdida de tracción, el sistema aplica los frenos a las ruedas para ayudar a garantizar la estabilidad del automóvil.

 

Esta función es útil cuando pisa el pedal del acelerador para acelerar desde una parada completa o en una carretera cuesta arriba resbaladiza. La tecnología proporciona una experiencia de conducción más suave y ayuda a garantizar que los conductores mantengan sus vehículos bajo control incluso en carreteras de baja fricción.

El sistema de control de tracción entra en juego mientras el automóvil acelera. Evita que su automóvil pierda el control durante la aceleración y ayuda a que el vehículo recupere la tracción. El sistema también es útil cuando su automóvil está doblando una esquina. Al girar en las esquinas, es probable que las ruedas se deslicen más. La función evitará esto controlando la potencia de las ruedas. El sistema de control de tracción funciona mejor cuando hay una discrepancia entre la aceleración de las ruedas y la aceleración del vehículo, lo que ocurre principalmente en carreteras resbaladizas.