Go to content

Servicio en familia

Una atención respetuosa, amable y profesional brinda seguridad

Es así como desean sentirse los clientes en un centro de servicio automotriz, confiados en que serán atendidos al igual que lo hacemos con un padre, hermano o hijo. Un ejemplo básico de esto es simplemente conocerlos y llamarlos por su nombre para fomentar un trato personalizado. Asimismo, establecer una relación estrecha con ellos y dar seguimiento posterior al servicio asegura que quedaron contentos y satisfechos; esto los sorprende y fortalece su lealtad, más allá de seguir un procedimiento de trabajo.

Es por estas razones que Kia Motors practica una filosofía de servicio en familia a través de su red de concesionarios, que están comprometidos a brindar un servicio atento y honesto. Que además conlleva tratar a los clientes como un miembro de la familia, cumplir con las responsabilidades del trabajo en su totalidad y proveer un servicio de excelencia en un ambiente agradable.

Transmitir este espíritu sincero y hospitalario es primordial para una marca como Kia, además de promover la calidad y orientar a los clientes sobre el cuidado preventivo y mantenimiento adecuado de su vehículo. Es por eso que también es importante contar con técnicos y asesores altamente capacitados para proporcionar la asistencia necesaria y buscar soluciones rápidas. Un buen servicio significa crear y mantener clientes, que se sientan que forman parte de una familia.

Nuestros clientes podrán disfrutar de una experiencia de servicio agradable, única y personalizada en todos los centros de servicio. Mejor aún, podrán contar sus historias y compartir sus anécdotas.­ Ellos son la Voz de la Experiencia…